Vamos de la contaminación del mundo a la de tu mente

Con frecuencia escucho personas preocupadas por resolver los grandes problemas del mundo.

Me platican lo mucho que les quita el sueño ver un mundo contaminado, el caos ocasionado por los programas “no circula” en sus ciudades, los problemas de violencia que no terminan, que el dólar sigue carísimo y que por culpa de la suma de todo eso, sus proyectos en buena medida no progresan.  Adicionalmente escucho repetidos comentarios con tono de queja sobre la falta de compromiso de sus empleados y que suele terminar con una pregunta: ¿Qué hago Manito?

Luego de escucharlos con atención en sus expresiones verbales y físicas, me pregunto: ¿Qué sentirán las células de su cuerpo (suponiendo que las células siendo la unidad de vida con una tecnología sorprendente, “sientan”) de estar escuchando tal cantidad de frustraciones, problemas, interrogantes y lamentos?; sin duda: Dolor.

¿Es el dolor una “palanca” para lograr progresar?, es la pregunta que hoy quiero nos hagamos como planteamiento.

Utilizando mi aprendizaje de la Neurociencia y mi experiencia como “Sherpa” de personas (programa de acompañamiento OneonOne con líderes por todo México para dotar de herramientas que le permitan transformar su vida), te puedo confirmar que el “dolor”, sí es una palanca EFECTIVA para lograr el cambio en una persona, mas no SOSTENIBLE para alcanzar el ideal llamado TRANSFORMACIÓN (T de uno de nuestros valores PATO).

¿Qué significa entonces eso? ¿Que el dolor produce cambios temporales? Justamente.  Basta con referir expresiones de dolor que solemos usar como: “Si repruebas dos materias te castigo el iPad”; “ Si llegas tarde 20 minutos te pongo retardo”; “Si no hacen la tarea, les pongo punto malo”; “Si no me entregas el reporte a tiempo, te corro”; “He tocado fondo es momento de cambiar”.

En la gran mayoría de los casos, la gente “reacciona” ante el dolor presente o el dolor imaginario como “motivación” para hacer las cosas, pues la consecuencias negativas son tan poderosas, que la persona lo hace; creando la costumbre de hacer las cosas por un condicionamiento presente o futuro de dolor.

¿La gente se acostumbra a reaccionar por dolor? ¿Cómo es posible? Efectivamente por ilógico que parece, el inconsciente toma el control de reaccionar por estímulos negativos y no por condicionamientos de deseo o motivaciones positivas para alcanzar algo realmente deseado.  Y la pregunta es… ¿Cuántos de tus condicionamientos sobre otros como líder (papá, mamá, jefe) los basas para alcanzar tus objetivos usando “palancas de dolor” sobre otros? Y, ¿Cuántas palancas de dolor usas para lograr tus objetivos?.

Por eso, en vez de dedicar tiempo a cómo resolver los “problemas del mundo” y dedicarles energía del dolor, sufrimiento o preocupación, busca que palancas de “placer” debes imprimir en tu vida y de los que te rodean para resolver los “Problemas de TU MUNDO”.

Te invito a que seas honesto contigo y te cuestiones si el “dolor” que hace reaccionar a otros, es el mejor camino, si desarrolla a los que te rodean o estamos construyendo una cultura de “irresponsables” supeditados al dolor para hacer y no a descubrir el gusto por alcanzar lo que realmente QUIERO.

Tu amigo que te manda la energía de la TRANSFORMACIÓN, 
MANITO.

 

Contáctame:

Gracias por entrar a mi Blog, si te han gustado los temas que aquí se tocan y quieres compartir algo conmigo, deja tus datos y tu mensaje para saber tu opinión o si hay algo en qué pueda ayudarte.