¿Qué tipo de vida sueñas al llegar al “Otoño” de tu vida?

Por: Charlie Otero “Manito conferencista”

Querido amigo, comenzamos un nuevo año en el que quizá eres de aquellos que cree el nuevo año es solo un nuevo ciclo y que tu vida debe ser exactamente igual que como terminó el año anterior; y creo es hora de preguntarse si estás conforme con ella o eres de aquellos que aprovecha el comienzo de un nuevo ciclo en el calendario para DESAFIAR aquellos aspectos de tu vida que pueden ser mejor contra la medida de éxito que hasta hoy has logrado.

Respeto ambas posturas y lo que deseamos en este Plan F4:13 es que seas DESAFIADO y recurras a la fuerza de Dios al tener la certeza que “Todo lo podemos en Cristo que es nuestra fuerza” (Filipenses 4:13). Te invito por tanto, a que REVOLUCIONES (des la vuelta a la normalidad) tu manera de pensar y nos cuestionemos lo siguiente:

¿Qué tipo de vida sueño al llegar al “otoño” de mi vida? Es decir, ¿te has imaginado como serás a partir de los 70 años y el resto de los años que vivas?

Si el plan de Dios en tu vida es llegar a esa edad, lo mas probable es que las decisiones que hoy tomas a la edad que tengas (15, 20, 30 o eres un joven de entre 40 y 50 o mas), causarán un “efecto” en tu etapa como adulto mayor.  Si no lo has pensado, hoy quiero que reflexionemos que estas haciendo en tres aspectos de tu vida y como poder aprender conscientemente, algunos aspectos clave de que son parte en la vida de la gente que hoy es mayor y es plenamente feliz y fuerte.

Tip 1: Cuerpo

Dios nos creo con un cuerpo espectacularmente perfecto compuesto de varios sistemas, tejidos, células, órganos, etc. Cada uno de ellos trabajan de forma conjunta y cuando uno de ellos sufre una enfermedad, por menor que sea, al estar relacionados podrían sufrir juntos y  no funcionar adecuadamente.    ¿Qué estás haciendo hoy para fortalecer tu cuerpo?  ¿Qué pasaría si te programaras para hacer ejercicio al menos 30 minutos de 3 a 5 veces por semana? Esta demostrado en nuestras investigaciones que las personas mayores que han vivido en plenitud física, son independientes y vienen practicando rutinas físicas de movimiento de forma constante.  ¿Le has encontrado hoy en día el gusto a “mover” tu cuerpo con alguna rutina de gimnasio, trotar, bailar?

Tip 2:  Mente 

¿Es posible que el cuerpo sea un influenciador positivo o negativo de tu estado mental emocional?  La respuesta es SI.  De acuerdo a nuestras investigaciones un cuerpo sano, crea una relación directa con una emoción sana, es decir, pasar mayor tiempo en alegría que en tristeza y en esperanza en vez de abatimiento.

Para ejercitar tu mente, la gente que llega con plenitud al otoño de sus vidas, han seguido rutinas de constante aprendizaje, ya sea una clase de baile, cocina, pintura, etc.  Lo menos importante es qué estudias, lo que en realidad importa es  lo que producen los procesos de aprendizaje y desafíos a nivel de tus células.    

Te pregunto, ¿hoy en tu etapa de joven o adulto, estas descubriendo tu deseo y pasión por aprender cosas nuevas?  Otro de los factores para prevenir las enfermedades mentales que han crecido exponencialmente, como el Alzheimer, es una vida con periodos mentales de “recuperación” y no de exceso de trabajo.  ¿Sabías tu que uno de los principales arrepentimientos de las personas antes de morir es “ haber trabajado en exceso”?  No se trata de que abandones tu trabajo o seas irresponsable, mas bien de no exceder y poder tener tiempo para socializar, amar, ir a caminar, unas vacaciones desconectadas de tu deber profesional.  ¿Qué harás al respecto?

Tip3: Espíritu 

La gente mayor plena llega al otoño de su vida con un propósito espiritual poderoso, mantienen una relación de amistad constante con Dios, disfrutan servir a otras personas en proyectos sociales o iglesias, practican la oración como una estrategia de fortaleza al sentirse conectados con Dios y mantienen la certeza de sus creencias sobre la vida eterna al gozar de los frutos que el espíritu de Dios ofrece al recibir su gracia.

¿Qué dinámica vienes practicando desde hoy para fortalecer tu espíritu de los embates de las derrotas, comparaciones o momentos de baja mental?  ¡si!,  La mente puede ser un factor hoy día en tu juventud o etapa adulta, para limitar tu potencial espiritual al “creer” que no necesitas de Dios porque hoy día todo va bien en tu vida y no sientes la “necesidad” de un Ser Superior, pero ¿Qué pasará cuando pierdas las fuerzas físicas y mentales?

¿Sabes que pasará cuando tu cuerpo no sea tan fuerte y tus emociones por momentos sean tristes?,  Tu espíritu fortalecido por Cristo será tu fuente de vida.

Acércate hoy que eres fuerte, al amor de Dios. Te invito a que te atrevas, ¡Dios esta listo para ser tu mayor fuerza! 

¿Te parece si oramos por tus decisiones?

Señor, Dios bueno y amoroso, fortalece mis decisiones respecto a aquello que sé que debo emprender desde ahora para fortalecer mi cuerpo, mente y espíritu.

Dame la humildad para atreverme a ser fiel a lo que me pides y conocerte cada día mas con breves momentos de oración, lectura de tu palabra en la biblia o servir en algún grupo o Iglesia que me haga acercarme mas a ti y amarte a través de mis actos En el nombre de Jesús Amén.

Vamos #ConTodo.  Revoluciona aquello que no debe seguir igual… Compártenos tu aprendizaje de este artículo y por favor, corre la voz y comparte este blog a mas personas que podrían necesitar de estas preguntas y acciones en sus vidas.

F4:13 “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”