Para qué estoy vivo?

Por: Charlie Sherpa

Con frecuencia aparecen “maestros” en mi vida que en teoría, acuden a mi con el deseo que les pueda compartir algún aprendizaje de vida y que al final, terminan siendo ellos quienes me dan lecciones por procesar, integrar en mi mismo y luego compartirlas a ustedes.

 

Julio del 2018 me regalo gracias al Amor de Dios una maestra postrada en una cama, solo capaz de mover su rostro, hablar perfectamente con un pensamiento estructurado y una emoción alegre que se alimenta de un espíritu repleto de esperanza.


Muchas personas en el camino de su vida y que como Sherpa (estratega hacia la ruta de sus sueños) he podido compartir con ellos vivencias y aprendizajes, se preguntan: ¿Para qué estoy en la tierra? ¿Qué iré a lograr en mi tiempo de vida? ¡Qué buena pregunta! , ¿no crees? Quizá sea tiempo de comenzar a buscar respuestas.

¿Qué te puedo compartir? Que en una cama postrado, con tu cuerpo paralizado momentáneamente o para siempre, tu mente y tu espíritu anhelan cumplir una misión. Que con un trabajo importantísimo o el de menor escala en tu organización, tienes una misión por realizar y que al realizarla.... ¿qué podría pasar?


No se necesita ser adivino para sabe que hasta un objeto que cumple su propósito por el cual su inventor lo diseñó, logrará su potencial de realización hasta que concluya su vida útil.


Imagínate cuánto más será la realización de un ser creado por un Dios que te amó al crearte de forma única e irrepetible y que te deja libremente decidir cómo ejecutar tu misión en el contexto de vida en el que estes.


Un día, llegará el final de la vida. Yo lo he reflexionado, y hoy te hablaré por mi. Me siento en el camino de
plenitud ejecutando el propósito al que Dios me mandó, disfruto vivirlo, ajustar la ruta en pleno vuelo pues creo que las condiciones del clima no las pongo yo. Me emociona saber que puedo REVOLUCIONAR la aparente “satisfacción” de muchos que se han conformado con la historia de que la plenitud es un solo camino llamado éxito económico, con el objetivo de que PRUEBEN que su misión podría ser más impactante y trascendente que una buena vacación, un súper vino o una casa que otros envidien. 


Ver a una persona realizada y libre al hablar, expresar y contribuir, no causa envidias; causa curiosidad. 


Te invito a curiosear opciones de un increíble plan que estoy seguro Dios trazó para ti en el diseño de tu creación. 


Con Fe y ConTodo