ESTRATEGA DE SUEÑOS, ¿QUÉ ES ESO?

ESTRATEGA DE SUEÑOS, ¿QUÉ ES ESO?

Hace más de 13 años comencé a pensar, escribir y hablar sobre los sueños de las personas, y me inspiraba en ver la capacidad de los niños de volar su imaginación creativa hacia sueños que muchos adultos considerábamos irreales o simples fantasías. También observaba lo fácil que era para un adulto justificar su falta de sueños por creer que era un asunto de personas fuera de la realidad o casados con la historia de que la mejor estrategia es ser “maduro” o “realista” y conformarse con la vida que tienes.

Me convenció más el enfoque de los niños que el de los adultos “realistas”, pues me cuestioné los argumentos que yo usaba para ir por la vida escalando proyectos profesionales y alcanzando metas personales que nunca me imaginé, y recordaba cuantas veces había matado “sueños” por oír las voces de los realistas y dejarme convencer para no luchar.

Si un sueño es algo que hoy “no existe” y que anhelas alcanzar; pues entonces los sueños son resultado de la imaginación y por tanto, podríamos llamarlos “irreales” pues no existen de forma material en la realidad.

Pero en cuanto los piensas, ¿no se convierten en un deseo de la mente y son parte del mundo de los pensamientos y por ende comienzan a existir?

Si tú crees que soñar es fantasía y fantasía es falta de realismo o análisis, de cierta forma tienes razón, pues he escuchado cantidad de historias de quienes han soñado algo y al no poder cumplirlo, dejaron de soñar para no seguir resultando desilusionados de si mismos o de que no son escuchados por la suerte, universo o Dios.

Soñar requiere una estrategia realista más una enorme dosis de pasión que detone tu accionar, herramientas mentales para vencer el miedo de navegar por el mundo del “no existe” y una sobredosis de fe en tu potencial para entregar ese sueño a las manos más poderosas de Dios.

ANTES YO SOÑABA CON FE, MÁS ME FALTABA ALINEAR MIS SUEÑOS 
AL
 PLAN DE DIOS EN MI VIDA.

Lo que te cuento solo lo podrán entender mentes que quieran pensar “fuera de la caja”, es decir, pensar diferente a los que cuentan historias de “porque no creen en los sueños”; y corazones que deseen volver a creer que Dios tiene un Plan Grandioso para cada uno de nosotros en la tierra por el tiempo que dure nuestra vida.

Si te arriesgas, hagamos una estrategia hacia tus sueños. ¡A eso me mando Dios a la tierra y me apasiona servir!

¡A DARLE CONTODO!

Charlie Otero